FOTO: Archivo personal.

“Yanni Shoes”: un emprendimiento artesanal que apoya a adultos mayores y personas con discapacidad

La empresa, dirigida por Yanira Villalta, brinda oportunidades laborales a comunidades vulnerables y ofrece capacitación para la fabricación de alpargatas (zapatillas) mediante la técnica del suprareciclaje o ‘upcycling’. Actualmente, cuenta con cuatro talleres instalados en ciudades de Ecuador y Perú.

Por Aeylin Ocampo

Yanira Villalta es la gerenta general de Yanni Shoes, una marca de diseño de alpargatas o zapatillas que fusiona telares andinos y residuos de fabricación textil. La empresa se fundó el año 2016, en Ecuador, con el objetivo de promover la inclusión laboral de los adultos mayores. Un año más tarde empezó a ofrecer sus servicios en el Perú. Aquí brinda oportunidades de trabajo a diversos grupos vulnerables: ancianos, personas con discapacidad y desempleados. Actualmente, Yanni Shoes cuenta con cuatro talleres, cada uno con aproximadamente 50 artesanos. Ellos han recibido capacitación en técnicas tradicionales y utilizan máquinas de coser semindustriales. También han tenido formación en el dominio de habilidades para la gestión interna y el uso de plataformas digitales.

La fundadora de Yanni Shoes cuenta que durante la pandemia se vieron muy afectados debido a que el gobierno limitó la salida de adultos mayores y personas con discapacidad, quienes forman parte importante de su fuerza laboral. Por eso tomaron la decisión de digitalizar la empresa: “Capacitamos a nuestros trabajadores para que, a través de la computadora o el celular, puedan realizar todo trabajo de manera remota desde sus casas. En algunos casos, hemos tenido que brindarles herramientas para conectarse y trabajar desde sus hogares”, relata Villalta.

El emprendimiento social ha desarrollado un sistema de producción estandarizado de alpargatas en base a la técnica de suprareciclaje o ‘upcycling’. Esta consiste en reutilizar todos los desechos provenientes de negocios textiles y, con estas telas, elaborar la cubierta de las alpargatas. “Reducimos la contaminación al utilizar productos hechos únicamente con algodón”, afirma la fundadora de Yanni Shoes. También reciclan los neumáticos de los camiones para fabricar las suelas de las zapatillas. “Todo nuestro producto es 100% reutilizable porque fomentamos el consumo responsable”, asegura.

Ante el cierre temporal de los negocios, la empresa impulsó su página web y redes sociales para ofrecer sus productos de manera digital. “Teníamos el plan de digitalizar Yanni Shoes desde el 2019. En abril pasado, abrimos nuestra tienda online. Eso nos ha ayudado muchísimo”, detalla la fundadora. Según Yanira, el equipo comercial y logístico se adaptó rápidamente a esta ‘nueva normalidad’. “Ha sido un cambio radical. Me enorgullece el dinamismo con el que han aprendido a ajustarse a las plataformas digitales”, manifiesta con entusiasmo. Además, el equipo logístico de Yanni Shoes se encargó de repartir a las casas de cada artesano y adulto mayor los recursos y la maquinaria que necesitan para ejercer sus labores. “Hemos empezado un equipamiento desde cero para que permanezcan en sus hogares y puedan trabajar. Toda nuestra parte de logística cambió y se adaptó rápidamente”, explica Villalta.

Yanni Shoes tiene cuatro talleres. El primero está ubicado en la ciudad de Ambato, capital de la provincia de Tungurahua, en Ecuador, allí se fundó la empresa. La señora Marta, la mamá de Yanira Villalta, labora en Ambato con un grupo de adultos mayores. El segundo taller se encuentra en el distrito de La Victoria, en Lima. Quienes se encargan del armado de las alpargatas son personas que perdieron sus empleos a raíz de la pandemia. El tercer taller se sitúa en Comas. Y en este trabajan personas con discapacidad que hacen bordados y pinturas. El cuarto taller está a cargo de un grupo de mujeres de Pucallpa, ellas se enfocan en el diseño textil de las alpargatas.

Doña Marta, la mamá de Yanira Villalta, junto a los diseños de alpargatas en el taller de Yanni Shoes en Ambato, Ecuador. FOTO: Archivo personal.

“Aspergi”: una fundación que forma parte de Yanni Shoes

La fundación Aspergi trabaja con más de cincuenta personas con discapacidad. Entre ellos figuran niños, jóvenes y adultos mayores. Todos forman parte de uno de los talleres de Yanni Shoes. Aspergi está ubicado en el distrito de Comas. “La finalidad de la fundación es integrar a este grupo vulnerable dentro del ámbito laboral y la sociedad”, indica Flor Zapata, presidenta de la fundación.

Antes de la llegada del Covid-19, los miembros de Aspergi solían reunirse para aprender técnicas de bordado que utilizaban en los diseños de las alpargatas. FOTO: Archivo personal.

“Para las personas con tienen una discapacidad es complicado encontrar un puesto laboral. Trabajar con la señorita Yanira es una gran oportunidad”, reconoce Zapata cuando se le pregunta acerca del trabajo de la fundación junto a Yanni Shoes. Los miembros de Aspergi se encargan de realizar el bordado de telares para los diseños de las alpargatas. Según Villalta, se los capacita para aprender algunas técnicas textiles que utilizarán cuando se les presente otra oportunidad laboral. “La idea es proporcionarles recursos para que puedan formalizarse y tener su propio taller independiente”, afirma.

A causa de la pandemia, el taller de Comas fue cerrado temporalmente. “Solíamos reunirnos entre treinta y cuarenta personas dentro de una parroquia comunitaria. Debido a la emergencia sanitaria, tuvimos que parar las actividades. Las personas con las que trabajábamos corren doble riesgo, pues son adultos mayores con discapacidades físicas”, explica la fundadora de la empresa. Sin embargo, continúan siendo parte de Yanni Shoes y han recibido canastas de víveres. “Hemos hecho tres campañas, en junio, agosto y septiembre. Ahora seguimos trabajando para llegar a ellos”, sostiene Villalta.

Una de las integrantes de Aspergi mostrando el trabajo manual de bordado que realizaba, antes de la pandemia, junto al equipo de Yanni Shoes. FOTO: Archivo personal.

Un futuro no tan lejano

Desde 2019 Yanni Shoes forma parte de la Red Kunan, el grupo de emprendedores sociales del Perú. “La red nos está abriendo sus puertas. Esperamos pronto ser parte de la red de abastecedores de Supermercados Peruanos y también de las empresas de retail que operan en el mercado. De este modo podríamos elevar nuestra producción, llegar a mucha más gente, y, por ende, brindaríamos puestos de trabajo a más artesanos”, expresa Villalta.

Este año, participaron del “Desafío Kunan”, el premio anual para emprendimientos sociales y ambientales del Perú. Yanni Shoes fue la ganadora de la categoría ‘Emprende retail’. Durante 2021 tendrán la oportunidad de expandirse e instalar un módulo en el centro comercial Larcomar. “A nosotros nos ayuda muchísimo, ingresar a estos centros comerciales es complicado para las empresas pequeñas”, asegura la fundadora.

En un futuro, Yanira Villalta espera que su emprendimiento tenga más sucursales en otros países de América Latina. “Quisiéramos replicar el modelo de negocio y que se vuelva una franquicia social, ayudar a las comunidades vulnerables es un cambio de mentalidad para cualquier empresa”, asegura.