Trabajadores de EsSalud: No más muertos ni olvidados

Luego de más de cinco meses de iniciada la guerra contra lo que el gobierno llama el “enemigo invisible», el sistema de salud ha colapsado. Hay un total de 3 610 médicos contagiados de COVID-19, 80 luchan por sus vidas en la Unidad de Cuidados Intensivos y 159 de ellos han fallecido a causa del virus, según cifras del Colegio Médico del Perú. Para quienes trabajan en la primera línea de combate, los recursos empiezan a agotarse.

La situación es desesperanzadora. No hay equipos de bioseguridad suficientes para todo el personal y los trabajadores de la salud se han visto obligados a correr por su cuenta con los gastos o reutilizar los implementos desechables. El bono destinado al personal médico tampoco ha llegado a todos. 

Ante la falta de garantías que les permitan continuar con su trabajo, entre el 26 y 28 de agosto los trabajadores del Seguro Social (EsSalud) entraron en huelga a nivel nacional. En Lima, la concentración principal se realizó frente a la sede central de EsSalud. Allí se congregó la Federación Centro Unión de Trabajadores del Seguro Social de EsSalud del Perú (FED – CUT), la Federación Unificada de Trabajadores (Fenutssa) y la Federación Médica Peruana. 

Técnicas administrativas y de enfermería del Hospital Rebagliati y el Jorge Voto Bernales protestan en las afueras de la sede central de Essalud.
Un grupo de técnicas y enfermeras realizaron un simbólico lavado de mascarillas, en señal de protesta por la falta de equipos de bioseguridad que las y los protejan contra el COVID-19. Muchos deben reutilizar los equipos descartables.
Las y los trabajadores de salud realizaron un velorio simbólico y un minuto de silencio en nombre de sus colegas fallecidos por el COVID-19.
Las mascarillas recién lavadas cuelgan en las afueras de la sede central de EsSalud, frente al cuerpo de policías que vigilan la manifestación.
Tito Ramirez es técnico administrativo en el Hospital Rebagliati. En la imagen, sostiene la foto de Beatriz, su excompañera de trabajo que falleció a causa del virus.
Óscar es psicólogo y trabaja en el área de salud mental del Hospital Rebagliati. Asegura que al personal de salud no se le proporcionó los equipos necesarios para evitar infectarse de COVID-19.
Norma Luz es técnica de enfermería en el Hospital Jorge Voto Bernales. En la imagen, sostiene una mascarilla que acaba de lavar a mano.
Un técnico administrativo del Hospital Rebagliati protesta para exigir pruebas de diagnóstico de COVID-19 sin excepción para todos los trabajadores, pues asegura que no se les brindan las suficientes para realizar un descarte general.
Trabajadores del Hospital II de Angamos se manifiestan en la huelga nacional.
Un grupo de trabajadores del Hospital Grau de EsSalud estuvieron presentes en la manifestación en representación de la institución.