Foto: Facebook de la Asociación por los Derechos del Niño con Cáncer.

Donación de plaquetas: lo que esperan los niños con cáncer

La Asociación por los Derechos del Niño con Cáncer es una ONG que desde el 2015 brinda apoyo a menores de edad que padecen leucemia o desarrollan tumores cancerígenos. Esta organización tiene como objetivo concientizar a la población sobre la importancia de donar sangre y plaquetas. Busca velar por una atención médica de calidad y acompañar a los familiares afectados por la enfermedad.

María Lumbre recuerda la leucemia que acabó con la vida de su sobrino de tan solo siete años de edad. Fue una experiencia desgarradora. “Sabía lo letal que podía ser esta enfermedad, pero es muy diferente ver que la salud de alguien a quien tú amas, y que recién empieza a vivir, se deteriora cada vez más y pasa por todo un proceso de recuperación en el hospital”. 

El cáncer de su sobrino comenzó con dolores de huesos y fiebres. El tiempo transcurría y ningún hospital podía diagnosticar la enfermedad. Las dificultades aumentaron cuando el pequeño perdió la facultad de caminar y pasaba todo el día en cama. “Fue una situación muy triste para un niño de siete años porque no tenía una vida normal: no podía jugar ni ir al colegio. Lamentablemente, después de tres años de lucha, él falleció en el 2014”, menciona. Luego de afrontar esta dura experiencia, María decidió crear la ONG que ahora preside.

“No puedo decir que me fui acostumbrando porque una persona no se adapta al sufrimiento. Lo que sí afirmo es que cada día me sensibilizaba más al ver el dolor de tantos pequeños enfermos de cáncer. Por eso invité a algunos padres a que me acompañaran en esta organización”, cuenta María.

Ella se percató de que la población limeña no está acostumbrada a donar sangre ni plaquetas cuando vio que un gran número de niños con cáncer sufría por esta carencia. Esta realidad que describe María se agrava en las provincias, puesto que muchas veces no cuentan con algún pariente cercano en la capital además de sus padres. La mayoría de personas solo dona su sangre, o incluso sus órganos, cuando uno de sus familiares se encuentra enfermo. Por esta razón, como primer objetivo, la ONG busca concientizar a los peruanos sobre la importancia de realizar esta acción.

María Lumbre junto con niños que pertenecen a la ONG. Foto: Facebook de la Asociación por los Derechos del Niño con Cáncer.

Otra de las misiones de esta organización es que los pequeños con cáncer puedan ser atendidos. “Esto es difícil en nuestro país, ya que el sistema de salud está colapsado. Existen diversas limitaciones en cuanto a la atención para el niño oncológico: falta de medicamentos, una constante reprogramación de las quimioterapias y ciertos protocolos que debe seguir el menor que padece la enfermedad”, advierte María.

Debido a la pandemia no ha sido fácil para la ONG lograr esas metas. “Una de las complicaciones es la imposibilidad de asistir a las empresas y universidades para brindar charlas informativas sobre qué es el cáncer y cómo ayudar a un niño que lo padece a través de la donación de plaquetas. Muchas personas no saben acerca de su importancia”, revela María. 

Según una información aprobada por American Society of Clinical Oncology (ASCO), “las personas con cáncer pueden desarrollar niveles bajos de plaquetas, o trombocitopenia, cuando se daña la médula ósea del organismo por determinadas clases de quimioterapia o por algunos tipos de leucemia o linfoma”.

Por otro lado, María cuenta que tenía convenios con los bancos de sangre y en las instituciones programaban el día para realizar colectas. En cuanto a la donación de plaquetas, debían motivar a un grupo de personas a que vaya directamente a los centros especializados, ya que es un proceso que demora dos días. Toda esa labor tan importante para los niños se vio truncada. Muchas empresas no podían apoyar a la ONG por falta de recursos en esta pandemia, y los menores no recibían atención médica. 

María Lumbre en una charla informativa en la Universidad Privada del Norte en el 2019. Foto: Archivo personal.

A lo largo de seis años, la organización ha brindado apoyo a muchos niños con cáncer en etapa terminal. “La mayoría se aferra a la vida y lucha hasta el último momento por tratar de sobrevivir. Esa es una lección que nos dejan. Otros pequeños se resignan porque no hay una medicina que pueda aliviar su intenso dolor”, señala María. Añade que en estos casos dialogan con ellos para que acepten la muerte como algo natural y no teman fallecer. 

Actualmente, los programas sociales que la ONG realiza tratan de aliviar la economía de los padres. Gracias a estos se otorgan diversos kits de aseo. En el mes de febrero, María decidió formar un grupo más grande con la creación de voluntariados.  Ahora, la organización brinda talleres virtuales de inglés y psicología. “Tanto los padres como los niños con cáncer deben estar preparados emocionalmente para sobrellevar esta enfermedad, puesto que es un proceso difícil”, sostiene María. 

Lo que la fundadora busca es que la organización crezca a nivel nacional con la ayuda de más voluntarios que valoren la importancia de apoyar a niños con cáncer y que difundan el trabajo de la ONG. Para inscribirse en las convocatorias que constantemente realizan, se necesita llenar un formulario que se encuentra en Facebook (https://www.facebook.com/asocdnc) o escribir al WhatsApp 948061062. Luego de realizar dicho proceso, se debe elegir una de las áreas a la que desean pertenecer. La asociación les brindará una carta de compromiso y, finalmente, un certificado de voluntariado.