La popular periodista y conductora en Latina aprovechó la ocasión para dar a conocer su segunda obra literaria, en la que realiza una serie de perfiles psicológicos de algunos de los feminicidas peruanos más infames en los últimos años. 

El cuarto poder no le fue ajeno a la Feria del Libro. Con sus más de 200 mil títulos en oferta, 165 expositores tanto nacionales como extranjeros, y 900 actividades, el evento es una de las fiestas culturales más grandes del Perú. En la primera fecha de su vigesimocuarta edición, estuvieron presentes figuras de la prensa como Lorena Álvarez, la conocida periodista y conductora en Latina, y Milagros Salazar, la directora de Convoca. Ambas aprovecharon para presentar ante el público y los medios sus propias investigaciones periodísticas.

Pero la principal atracción de la feria fue Mario Vargas Llosa: una eterna cola se formó a las puertas de la conferencia que dio el Premio Nobel. Como cabe imaginarse, muchos se quedaron sin poder entrar, pero incluso poder verlo en persona -aunque sea por un segundo- fue una experiencia que los asistentes no olvidarán. Para el público, que abarcó gente de todos los rangos de edad, la Feria es una ocasión que resalta la importancia de un hábito que a veces parece estar decreciendo en popularidad, pero que se rehúsa a pasar de moda: la lectura.