Foto: Archivo personal.

Sofía Hernández: el inicio de un sueño musical

Con solo 21 años, Sofía Hernández, la cantante que destacó en concursos como Perú tiene talento y La Voz Kids, ha logrado graduarse en la universidad de sus sueños: Berklee College of Music, en Boston, Estados Unidos. Ahora, después de muchos esfuerzos y sacrificios, con su título de compositora bajo el brazo, proyecta abrirse un espacio en la industria de la música latina en Estados Unidos. 

Por Camila Julón

Pasó de cantar sola en su cuarto a interpretar uno de los grandes éxitos de Nina Simone en el escenario de Perú Tiene Talento con apenas 13 años. Hoy en día, a pesar de las dificultades económicas, las barreras de lenguaje y la pandemia, Sofía Hernández ha logrado graduarse en uno de los mejores centros de enseñanza musical del mundo.

Con exalumnos como Juan Luis Guerra y Joey Krammer (Aerosmith) y 310 Grammy Awards acumulados por sus egresados, Berklee College of Music no pasa de los Top 3 de mejores universidades especializadas en música en el mundo. En los rankings que elabora The Hollywood Reporter, suele estar segundo por debajo del Juilliard School y, según el de noviembre de 2020 respecto a composición para películas y TV, ocupa el tercer lugar. Berklee se distingue por ofrecer la mejor educación en música contemporánea y es tan competitiva que solo la mitad de quienes postulan logran ingresar a sus aulas.

Sofía recibió su carta de aceptación un 31 de marzo, el día de su cumpleaños. Junto con la aceptación llegó también la beca que, a pesar de no cubrir todos los gastos universitarios, le permitió iniciar sus estudios. “Eso me dio un empuje inimaginable, de verdad. Fue un momento decisivo en mi vida porque me hizo sentir que los sueños realmente eran posibles”, recuerda.

Diploma que el Berklee College of Music le otorgó a Sofía Hernández. Foto: Archivo personal.

Sofía reconstruye su relación con la música. A los seis años creaba melodías a partir de las canciones de misa que le enseñaban en el colegio San Antonio IHM, en Bellavista, Callao. Recuerda con gratitud a su profesor Julio Zavala, quien la alentó desde que empezó a cantar: fue una fuente de inspiración. Ver cómo y con cuánta pasión alguien se dedicaba a la música le hizo pensar que era una carrera a la que ella también podía dedicarse por el resto de su vida.

Su primera experiencia en televisión nacional fue en 2013, en el programa Perú Tiene Talento. Años después, en 2015 participó en el concurso La Voz Kids y se coronó como ganadora de la mano de Kalimba, su entrenador. Gracias a este triunfo, Universal Music Perú le ofreció un contrato para lanzar su primer single Enséñame, compuesto por Mara Castro. A pesar de que la balada no tuvo el éxito que ella quería, recuerda que fue una grata experiencia. Firmó su primer contrato y fue su primera vez en un estudio de grabación.

Tres años después fue contactada por la producción de la película peruana A tu lado para grabar dos canciones del soundtrack. La película ganó en la categoría de Mejor Largometraje de Comedia en Los Angeles Film Awards.

Sofía cantando en el programa concurso Los 4 Finalistas. Foto: Álvaro Ugaz.

Si bien ya tenía cierta experiencia y conocimiento musical, cuando ingresó a Berklee descubrió que su camino estaba sembrado de exigencias y complicaciones. En 2018 se mudó a Boston para empezar sus clases en la universidad. Por primera vez se separaba de su familia y de su entorno. Empezaba de cero en una ciudad en la que su primera dificultad fue el idioma. Había estudiado inglés en el colegio y creía hablarlo con solvencia, pero cuando llegó allá descubrió que le era difícil comunicarse.

Le costó adaptarse a un medio muy distinto suyo. Sumergirse en otra cultura implicaba adoptar otros patrones de vida y normas que tardó en entender. Algo tan simple como ir a comprar un medicamento a la farmacia era impensable en el sistema de salud norteamericano. Primero tienes que pasar por una consulta médica y, luego, receta en mano, comprar las medicinas.

Pero su mayor problema era económico. La beca le cubría parte de los gastos académicos, pero no incluía alojamiento, alimentación y seguro médico. “Empecé a trabajar y a conseguir dinero de a pocos. Ahorraba mucho y me privaba de cualquier gusto porque sabía que necesitaba dinero para culminar mi carrera”, recuerda. Afortunadamente, obtuvo una beca adicional a la Latin Grammy Cultural Foundation.

Sofía en el día de su graduación universitaria. Foto: Archivo personal.

Poco después decidió hacer adaptaciones de canciones emblemáticas como El cóndor pasa (compuesta por el peruano Daniel Alomía Robles, en 1913) y El muñeco de la ciudad (popularizada por el colombiano Nelson Pinedo).  Utilizó estos arreglos y su composición Cuando nos volvamos a encontrar para postular a la beca Tuition Assistance Scholarship. Esta dura un año, cubre una subvención de hasta 10,000 dólares y es entregada a solo cuarenta estudiantes a nivel mundial. Sofía fue una de las ganadoras. “Tenía tanto tiempo esperando una buena noticia que en ese momento me llené de emoción. Me acuerdo que en ese entonces sentía que las cosas no estaban yendo bien y que debía esforzarme más”, refiere.

Cuando empezó la pandemia, Sofía estaba trabajando en la universidad para poder solventar sus gastos. Al inicio las autoridades informaron que el receso solo sería por dos semanas, pero luego, debido al aumento de los contagios y las muertes, la universidad decidió virtualizar los cursos. Los alumnos debían regresar a sus lugares de origen.

A Sofía le dolió dejar repentinamente a los amigos que había hecho en Boston. Estos siempre la apoyaron cuando ella se proponía recaudar dinero para solventar su estadía. E incluso se quedaban a estudiar con ella en la universidad hasta que amanecía. Pero la pandemia le dio la oportunidad de regresar al Perú y cubrir más tranquilamente el financiamiento de su carrera. Sin tener que pagar el alquiler, el seguro médico, la alimentación, el transporte y otros servicios, Sofía pudo terminar sus estudios. “Siento que sin la pandemia habría sido mucho más difícil graduarme y, aunque definitivamente fue muy triste todo lo que pasamos, quizá fue una bendición el hecho de que pudiera tomar las clases en casa”, afirma.

***

Actualmente, Sofía ya se encuentra en conversaciones con algunas disqueras que representan a compositores y sueña con escribir para cantantes consagrados. En noviembre próximo planea mudarse a Miami, le encantaría un espacio en la industria musical latina. Espera lanzar su carrera como solista dentro de uno o dos años. “Pensando a futuro me gustaría crear una ONG que ayude a la gente que tiene talento, pero carece de recursos. También quiero devolverles el esfuerzo a mis padres y darles mucha felicidad”, concluye.