Reconocidos exalumnos responde a nuestro cuestionario sobre doce cosas lindas (y no tan lindas de su paso) por la PUCP. Esta vez le toca el turno a Marco Sifuentes, el fundador del Útero.pe.

Por Anapaula Michilot*

  1. El Tontódromo era… Nuestro timeline de Facebook. Tenía exactamente la misma función.
  2. Los sheriffs son… Probablemente culpa de los desmanes de mi generación, los implementaron justo cuando mi promoción pasó a facultad.
  3. Estudios Generales es… Lo mejor que le puede pasar a un chico de 18 años.
  4. Mi mayor roche en la PUCP fue… Una sesión fotográfica en la que interpretaba un angelito. Los negativos ya fueron quemados, sorry.
  5. Me quedé dormido en la clase de… Si me acordase su nombre no me habría jateado, ¿no?
  6. El curso que más me aburrió… Debe haber sido el tercero o cuarto de la Especialidad de Periodismo en el que te enseñan exactamente lo mismo, y en bucle, que todos los anteriores y todos los que vendrán.
  7. Mi profesor favorito fue… Gibaja, me puso veinte en un examen para el que no había leído a Cotler pero creyó que todo lo que yo me había inventado eran ideas de Clase, Estado y Nación.
  8. Mi point favorito fue… El ‘Freezer’, un pequeño recoveco de Letras en el que confluían todos los torrentes de aire, lo que garantizaba que nadie jodiera a los vagos que casi pernoctábamos allí.
  9. ¿Qué es lo que más extrañas de tu vida universitaria? La burbuja que es la PUCP.
  10. La comida de la PUCP era… Gratis. Es que yo vivía muy cerca, me iba a mi casa a almorzar. Pero en los Jueves Culturales, junto a mis también misios amigos, íbamos a saquear los bocaditos de todos los eventos. Los mozos ya hasta nos saludaban.
  11. La PUCP para mí fue… Pura felicidad e ilusión.
  12. Una anécdota que nunca olvidaré… Cuando fui uno de los editores de la primera edición de Impresión y nos censuraban los temas.

Sobre El Autor

Artículos Relacionados