Pablo Fiestas despertó un día de abril con fiebre, pero pensó que era solo una gripe. Había pasado un mes desde la llegada del nuevo coronavirus al Perú y la cantidad de infectados crecía a pasos agigantados. Las camas de las Unidades de Cuidados Intensivos se ocupaban a cada minuto: obtener una era un lujo. Aunque para salvar una vida, cualquier esfuerzo cuenta.

En este podcast realizado por Angela Echenique, Dana Fiestas cuenta la travesía que fue buscar una cama UCI que salve la vida de su papá.