FOTO: Instagram @LorenaBlumemusica

Lorena Blume: La historia de una peruana que ahora brilla bajo los reflectores del Times Square

Por estos días el rostro de Lorena Blume llama la atención de miles de transeúntes que a diario se desplazan por la icónica Times Square, la esquina más famosa de Manhattan, en el corazón de Nueva York. Lorena ha llegado hasta allí gracias a su amor por la música, una pasión que brotó en su vida cuando era una niña, que cultivó en la Especialidad de Música de la PUCP y que, con el tiempo, la ha llevado a compartir escenarios con artistas de renombre. Ahora ella sueña con la proyección internacional de sus canciones. 

Por Lizet Vera Galán

Son las tres y media de un martes por la tarde. Lorena ha aceptado la entrevista por zoom. No hay otra, son tiempos de pandemia y confinamiento. Está en la sala de su casa, un espacio lleno de luz. Apenas se conecta, se escucha su voz melodiosa y los acordes de su guitarra. Pareciera que está cantando para nosotros, pero lo que ocurre es que no se ha dado cuenta de que ya estamos grabando. De pronto, deja a un lado la guitarra, sonríe y empieza a responder nuestras preguntas.

Tiene 25 años y forma parte de #Equal Perú de Spotify, una campaña que busca empoderar a las mujeres e invita a escuchar a cantantes diversas, como las peruanas Susana Baca, Clara Yolks o Leslie Shaw. Se trata de una selección de artistas de distintos países y géneros musicales. Va desde el rock, el pop, el pop andino, la música afro, el indie rock, la salsa y la cumbia. Entre las treinta artistas seleccionadas, su rostro fue escogido para aparecer en la portada oficial de la campaña.

Las famosas pantallas del Times Square

Lorena no imaginó estar algún día en una de las pantallas públicas más célebres del mundo: Times Square. Esta plaza de Manhattan es símbolo de la ciudad más cosmopolita del mundo. Se caracteriza por sus inmensos y llamativos paneles publicitarios que atraen las miradas de los millares de transeúntes.  

Son muy pocos los artistas peruanos que han aparecido en Times Square. En 2013, la Marca Perú, ocupó tres pantallas de esta emblemática plaza. Allí se exhibieron imágenes del documental “Recordarás Perú”. Este alcanzaría luego más de once millones de vistas. En 2019, la peruana Giselle Ángeles, una artista digital conocida como Fragmatista, fue invitada a presentar una pieza visual sobre la morfología del cuerpo en las pantallas del Times Square.  En otros tiempos, artistas de diversos géneros y calibres, como John Lennon, Lady Gaga, Maluma y Jennifer López, entre otros, han aparecido en estas pantallas consagratorias.

No es fácil aparecer en estas pantallas. Un anuncio en Times Square puede costar entre $1.1 millones y $4 millones de dólares al año, lo que lo convierte en el espacio publicitario más caro del mundo. Los especialistas en marketing calculan que los anuncios son vistos al menos un millón y medio de veces al día.

Si bien Lorena sabía que ella era parte del Equal de Spotify, no imaginó que la iban a escoger como el rostro insignia de la campaña. Todo se había manejado con mucha reserva. “En el primer vídeo que me mandaron yo aparecía en la pantalla, pensé que eran imágenes photoshopeadas, entonces me reí harto y dije: No creo que sea verdad”.

Portada de la campaña Equal. FOTO: Spotify.

Lorena no creía que su foto era la que se luciría en el Times Square. A finales de abril ella estaba dedicándose a lo suyo: planeaba nuevos lanzamientos, componía canciones. No imaginaba que miles miraban su rostro en la esquina más famosa de la capital del mundo.

“Cuando vi la noticia fue muy gratificante, fue como una bomba, no entendía nada, tuve que esperar hasta la medianoche para recién reaccionar y decir: ¡guau!, qué paja, qué chévere haber logrado esto”. Luego lo celebró como se debe: junto a su familia.  

Comenzó como un juego, terminó como una pasión 

Lorena se vinculó al mundo de la música desde pequeña. Cantaba en las reuniones familiares y descubría instrumentos y sonidos en talleres para niños. A los seis años aprendió a tocar el cajón, luego se apoderó de la guitarra. Cuando llegó la adolescencia, empezó a componer sus primeras canciones y siguió explorando cómo hacer música. Cogía la guitarra y empezaba a tocar y cantar hasta que sentía que ya tenía una historia consolidada, solo entonces se animaba a transcribirla. Recuerda que no tenía la aspiración de dedicarse a la música. Solo era su pasatiempo preferido, un espacio libre donde se sentía muy cómoda y feliz.

Cuando llegó el momento de elegir qué carrera universitaria estudiar, no lo pensó mucho. Lorena quería cultivar y nutrir esa fascinación por la música que nació en su infancia. En 2014 ingresó a la Especialidad de Música de la Facultad de Artes Escénicas de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Durante su formación universitaria fue componiendo canciones que brotaban de su mente de una manera casual, inesperada… Su creatividad se empezaba a alimentar de un sinfín de experiencias cotidianas y de influencias recibidas en su entorno académico y amical. Pronto ya estaba grabando sus primeras canciones y estas rápidamente captaron miles de visitas y de seguidores en redes sociales y en plataformas online.  

Lorena se considera multifacética: es cantante, compositora, directora y productora. Desde que empezó hizo de todo un poco. Era ella quien dirigía el parto de cada canción. Y no ha tenido padrinos ni descubridores, ha trabajado duro para que hoy su música sea escuchada por una tribu de fieles seguidores. 

Daniela, su hermana mayor, siempre ha estado con ella en el plano emocional. Es su amiga, su confidente y la ha apoyado en todo momento. Dos de sus videoclips han sido realizados por Daniela, quien estudió dirección de cine. Cuando Lorena empezó a difundir su música, su hermana fue clave en la producción audiovisual de sus canciones. 

Daniela y Lorena Blume García cuando eran niñas. FOTO: Instagram @LorenaBlumemusica.

Uno de sus mayores referentes es Chabuca Granda, la exquisita compositora y cantautora peruana reconocida internacionalmente. También ha seguido a cantantes como Julieta Venegas, Natalia Lafourcade, Mercedes Sosa, Violeta Parra, Silvio Rodríguez y los exponentes del bossa nova brasileño. Ahora con 25 años, tiene como referentes a la peruana La Lá, la chilena Anita Tijoux, el brasileño Rodrigo Amaranto y el dominicano Alex Ferreira. Le gustaría cantar con ellos en algún momento.

Mailof, una canción feliz

Gracias a su canción Mailof, incluida en la lista de la campaña Equal de Spotify, miles de personas han conocido su talento. Muchos se han lanzado a escuchar las más de quince canciones que Lorena ha compuesto hasta el momento.

Lorena tiene un recuerdo nítido de cómo surgió Mailof en su cabeza. Un 12 de septiembre de 2020, se encontraba manejando su auto camino a su casa. Cogió lápiz y papel y las palabras empezaron a fluir. Durante el trayecto grabó una parte de la canción y la continuó en casa. La cantó a capella una y otra vez para saber qué faltaba. Le gustó tanto que inmediatamente buscó con quien grabar y producir el tema.

“Le mostré una maqueta a mi amiga Valeria Valencia, quien también es cantautora, y le gustó mucho. Entre las dos juntamos nuestras ideas… A inicios de enero empezamos la preproducción, grabación y mezcla”.

Lorena cuenta que para hacer Mailof se inspiró en la otra cara de la vida. Es decir, pasar del momento más triste al instante en que reconoces que también se puede ser feliz, muy feliz. Para componer esta canción también se inspiró en la entrañable relación que tiene con su hermana Daniela.

“La letra habla de estar sola, de abrazar esa soledad y las cosas que hemos vivido, de reconocer cómo las heridas son parte de la vida y de luego asumir la unión, la hermandad, la amistad como un camino para seguir luchando”, explica Lorena.

Hace una semana se estrenó el videoclip oficial de Mailof. Con emoción, Lorena cuenta que para este producto debió hacer una recopilación personal: vídeos y fotos antiguas de sus años de infancia con escenas íntimas, muy familiares. También incluyó imágenes grabadas a inicios de 2021. La edición del video se realizó entre marzo y abril. Para inicios de mayo ya estaba listo para ser difundido en YouTube.

Cuchara Chueca

Pero volvamos al pasado, a los dieciséis años de Lorena, cuando empezó a componer las letras de sus canciones durante su época universitaria. Le tomó años escribir las doce canciones de su álbum Cuchara chueca, publicado en 2018. Recuerda ese álbum con mucho cariño porque trató de ser lo más sincera posible con las historias que se despliegan en sus canciones. Habla de las cosas que ella ve o siente, de la gente que la rodea, de los dilemas y sentimientos de sus familiares y amigos. 

Todavía no encuentra un estilo propio para su música. Espera con calma el momento para definirlo. Por ahora, ha apelado a una mixtura de géneros: pop con latín y ahora último un poco de indie. “Hago de todo un poco, no voy por un mismo camino, sino que trato de indagar, de explorar lo que hay detrás”.

Entre sus canciones más escuchadas figuran Alma sola, Romper y salir, Caribeña y Curar, temas con los que se identifica, ya que exploran aristas personales, que oscilan entre la soledad, el desamor, la madurez y la alegría de la realización personal.  

Un escenario para todas

La igualdad de condiciones y oportunidades entre hombres y mujeres es una tarea pendiente en la industria de la música. Existe un notorio desbalance si uno repara en el sexo de quienes ocupan los cargos de dirección y producción musical. Y el mismo desequilibrio es fácilmente perceptible si se cuenta las oportunidades que las mujeres tienen para que sus composiciones sean grabadas y tengan un espacio donde puedan ser difundidas.  

Para Lorena, no ha sido fácil ser reconocida como cantante y compositora. Vincularse con otras mujeres, productoras y directoras, a las que fue conociendo en el camino, la animó a no perder las esperanzas de que algún día su música llegaría lejos. 

“Creo que para las vocalistas no es sencillo, porque hay mucha presión de la industria por la vestimenta que usas, por tu apariencia, por cómo te ves, por el físico, en fin… Ahora se está desarrollando una escena musical femenina muy intensa. Y siento que la dominamos las mujeres. Creo que hay un poder femenino, casual o buscado, pero hay muchas mujeres liderando proyectos y eso es muy importante”, afirma Lorena.

Una campaña para ellas

Hace unos meses, Spotify lanzó la campaña EQUAL, iniciativa que busca promover y difundir la música hecha por mujeres de todo el mundo, sin importar el género o idioma. La idea es que millones escuchen el mensaje que nos quieren transmitir a través de sus canciones. 

Para esta campaña, Spotify recomienda una playlist con artistas de distintos continentes. Cantantes de treinta países figuran en el catálogo de esta iniciativa. Lorena sabía que había sido incluida en la playlist de Equal Perú. “Me habían dicho que yo era parte de la campaña, pero cuando vi mi cara en la portada de Spotify, no lo podía creer”, confiesa.

La playlist tiene una duración de tres horas aproximadamente y cuenta con cincuenta canciones de artistas peruanas. Junto a Lorena, están cantantes y compositoras como La Lá, Clara Yolks, Nicole Favre, Eva Ayllón, Carmencita Lara, entre otras.

  ***

Lorena deja un mensaje a las mujeres que quieren hacer música con un estilo más personal y alejado de las modas que la industria impone. Siempre hablen desde un lugar sincero, las mujeres luchamos ahora por derechos y por mayor reconocimiento. Hay que trabajar mucho para que nuestro talento sea reconocido dentro de esta industria. No es fácil, es verdad, porque no solo es cantar y hacer canciones que suenen bonito. Definitivamente, es muy importante saber qué tipo de mensaje quieres dar y qué imagen quieres proyectar de ti”.