FOTO: @llamasmoradas.

Colectivas feministas: “El Gobierno no ha hecho nada por las mujeres”

Al cabo de diez meses de gestión gubernamental, no existe una agenda a favor de las políticas de género, sostienen las coordinadoras de las colectivas feministas “Poder Victoria” y “Llamas Moradas”.

Por Macarena Bendezú

Andrea Luján, directora de la colectiva feminista “Poder Victoria, afirma que “cada día que transcurre es un día menos de esperanza para quienes en algún momento apoyaron al gobierno”. Si bien su organización mantiene un voto crítico y vigilante, ella señala que la decepción hacia la gestión presidencial va en aumento. Tatiana Conislla, coordinadora de gestión comunitaria de “Llamas Moradas”, piensa de igual manera. Sostiene que las agrupaciones feministas se vuelven más fuertes dado que el hartazgo crece frente a un Estado que siempre posterga sus demandas.

La última iniciativa aprobada para combatir la violencia de la mujer fue el decreto supremo N°011-2021, que entró en vigencia el 8 de julio del año 2021, durante la gestión del entonces presidente Francisco Sagasti. Esta política de Estado busca garantizar un eficiente proceso de justicia y protección al atender a las víctimas de violencia.

Mayra Chauca, coordinadora del área de proyectos de “Llamas Moradas”, advierte que este plan de defensa no es suficiente para frenar un fenómeno tan enraizado en la sociedad. Sin embargo, significa un avance si se toma en cuenta que antes de esta norma la agenda del Estado en cuanto a las mujeres y sus derechos era precaria. La gestión de Pedro Castillo está envuelta en una serie de controversias: desde un plan de gobierno que no contempla políticas de igualdad de género y la escasa presencia de mujeres en su gabinete hasta el abandono de lo poco que se había avanzado en el gobierno anterior. 

Frente al machismo imperante en el primer gabinete, la presencia de Anahí Durand, como Ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, representó una esperanza para los movimientos feministas. Al inicio de sus funciones, ella planteó cinco ejes de trabajo, de los cuales tres buscaban combatir la violencia de género. Había expectativa en su gestión. Durand se enfocó en el relanzamiento del programa Aurora y la creación de otro llamado Mujer Emprendedora. 

Arriba: Ex ministra de la mujer Anahí Durand| Abajo: Diana Miloslavich. Foto: Andina y El Peruano, respectivamente.

Ahora, las colectivas feministas se mantienen vigilantes de la labor de la actual ministra Diana Miloslavich. Recientemente, su ministerio promovió la modificación de la ley N°30364. Esta norma ofrece protección integral a las víctimas de nuevas formas de violencia de género (mencionar dos).

“Ser una mujer feminista dentro de un ambiente político machista es muy complicado”, afirma Tatiana Conislla, coordinadora de “Llamas Moradas”. Esta colectiva expresa su apoyo a Miloslavich por su trayectoria en el activismo junto a las mujeres organizadas. Sin embargo, al mismo tiempo, ella manifiesta su preocupación por la falta de avances específicos en las políticas de género.

Uno de los problemas más graves es el aumento del número de  feminicidios. De acuerdo con el informe “¿Qué pasó con ellas?”, publicado por la Defensoría del Pueblo, solo en marzo se registraron siete feminicidios. Andrea Luján indica que “las propuestas no sirven de nada si se trabajan con lentitud”. Por ello afirma que el Bloque Feminista se posiciona en contra de las propuestas populistas, como las castraciones químicas para violadores.

Andrea Luján señala que los planes de trabajo del movimiento feminista para garantizar sus derechos resultan ineficaces cuando la otra parte; es decir, el Ejecutivo, suele escuchar, pero no actuar. A ello se suma, según las coordinadoras de “Llamas Moradas”, el activismo de grupos ultraconservadores que actúan desde el Congreso.

Foto: @llamasmoradas.

Es notoria la ausencia de proyectos concretos para enfrentar desde el gobierno la violencia contra la mujer. “El Estado ignora nuestras voces y demandas de forma sistemática, lo cual también es una forma de violencia”, afirma Andrea Luján, directora de “Poder Victoria”.