En el límite entre Tacna y Arica, específicamente en el Complejo Fronterizo Santa Rosa, un grupo de enfermeros se encarga del control y vigilancia epidemiológica. Óscar Ayerve es uno de ellos. Cuando cientos de peruanos cruzaron la frontera, él estuvo ahí, en primera línea, atendiendo a las personas, muchas veces desesperadas por ingresar al país.

Mudarse y separarse de su familia ha sido una de las decisiones que ha tomado Óscar para no contagiar a sus seres queridos ¿Qué es lo que lo impulsa a continuar ejerciendo su profesión en medio de una crisis sanitaria? La respuesta: su vocación.

En este episodio de Voces desde el encierro realizado por Silvia Bardales, Óscar comparte su historia como enfermero en los confines del país.

Para escuchar los demás episodios de Voces en el encierro, puedes entrar aquí.