Con el creciente protagonismo de China en el mundo, el prestigio de sus universidades también se amplía y la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) aspira a fortalecer un vínculo interinstitucional con esas casas de estudio para así potenciar su posición en la vanguardia académica y tecnológica. La reciente gira del rector Marcial Rubio Correa por la nación asiática ha logrado esa cercanía que redundará en la preparación de los egresados y aumentará la cooperación bilateral.

El periplo del rector de la PUCP por las ciudades de Beijing y Shanghai le ha permitido reunirse con las autoridades de ocho universidades de China, dos de las cuales, la Universidad de Beijing y la Universidad de Tsinghua, figuran entre las mejores del mundo, de acuerdo al reciente ranking de QS World University Rankings by Subject.

Siempre con la visión de asimilar mayores estándares de calidad educativa, Rubio Correa sostuvo que las demás universidades que visitó son altamente especializadas en sus respectivos campos. Por ejemplo, la Universidad de Estudios Extranjeros de Beijing es una de las mejores en la enseñanza de idiomas, con un total de 98 lenguas, y de cuyas aulas han egresado numerosas promociones con alumnos que ahora se desempeñan como embajadores,  traductores oficiales, agregados diplomáticos, entre otros.

En la Pontificia Universidad Católica del Perú tenemos la política de internacionalización como forma de enseñanza. Nuestro interés se centra ahora particularmente en la cuenca del Pacífico, donde China tiene un rol indiscutible; por eso, nos interesa los niveles de cooperación que podemos establecer con sus universidades, declaró a Somos Periodismo.

Prueba de ese interés por la internacionalización es la inauguración de la carrera de Relaciones Internacionales que se impartirá en la Católica en breve, lo cual abre vetas de cooperación y entendimiento con otras universidades del mundo, de tal forma que el vínculo entre especialistas generarán una red académica intercontinental, cuyos estudios aportarán nuevos avances tecnológicos y crearán nueva literatura de investigación que sirva de referente a escala mundial.

Cena de bienvenida ofrecida por egresados de la PUCP asentados en China.

Agenda intensa

Amplios salones de protocolo, cuadros con  escenas naturales y un sosegado ambiente de bonhomía, fueron el marco de la visita que Marcial Rubio efectuó junto con Augusto Castro Carpio, director del Instituto de Ciencias de la Naturaleza, Territorio y Energías Renovables; Rubén Tang y Huang Hao, director y director adjunto del Instituto Confucio, respectivamente, a las ocho universidades programadas en su gira institucional, donde firmó diversos convenios de colaboración en algunos casos, y exploró el establecimiento de cooperación técnica y académica en otros.

La gira, que se realizó del 15 al 28 de octubre, empezó en Beijing, donde el rector suscribió un memorándum de entendimiento con la Universidad de Ciencias Políticas y Leyes de China, posteriormente se reunió con los representantes de Hanban, la entidad central de los Institutos Confucio, para definir proyecciones del próximo año, y finalizó su primer día de actividades con una reunión protocolar con el vicerrector de Asuntos Internacionales de la Universidad de Estudios Extranjeros de Beijing.

La agenda contempló luego la firma de un memorándum de entendimiento con la Universidad de Tsinghua, el restablecimiento de lazos con la Universidad de Beijing, y una cena ofrecida por los hermanos Juan Francisco, María Esther y Juan Carlos Chía, graduados de la PUCP, quienes en asociación administran el primer y único restaurante de comida peruana en la capital china, PachaPapi, con la participación de otros egresados de nuestra universidad.

Culminada la primera parte del periplo en la imperial Beijing, la comitiva de Marcial Rubio Correa se trasladó a Shanghái, la principal ciudad comercial de este país, donde el rector también firmó un memorándum de entendimiento con la Universidad de Ciencias Políticas y Leyes del Este de China, se entrevistó con autoridades de la Universidad de Ciencias Políticas y Leyes de Shanghai, suscribió la ampliación de un convenio con la Universidad de Shanghái, y se reunió con representantes de la Universidad de Estudios Internacionales de Shanghái.

Líneas de acción

Entre las principales líneas de cooperación que conversó el rector Rubio con las autoridades universitarias de China figura el recibimiento de estudiantes chinos para realizar pasantías, efectuar investigaciones específicas y cursar programas de posgrado en las diversas facultades y escuelas de la PUCP. Ello implica también brindarles servicios de asesoría para encontrar alojamiento e integrarlos a la sociedad peruana, a fin de amortiguar el choque cultural que usualmente ocurre entre los extranjeros que estudian en otros países.

Del mismo modo, brindarles cursillos breves de cultura y costumbres peruanas para facilitar su inserción en los diversos estratos, tanto académico, social, formativo, así como facilitarles información sobre los programas de especialización que ofrece la PUCP, e impulsar la convalidación de notas y calificaciones con sus casas de estudio originales al retornar a la República Popular China.

Los mismos lineamientos se aplicarán a los alumnos de Católica que opten por especializaciones en la nación asiática. Si bien es cierto que en algunas universidades chinas enseñan el español como especialidad en lenguas, en un primer momento los cursos de posgrado se dictarán en inglés, y para aquellos interesados, también habrán clases de mandarín para adentrarse al universo de más de 6.000 caracteres chinos.

Firma de memorándum de entendimiento entre la PUCP y la Universidad de Ciencias Políticas y Leyes del Este de China.