Esta semana se recordó a la joven periodista de la revista Cambio, quien fue asesinada hace 25 años.

 

Han pasado 25 años desde que la periodista Melissa Alfaro murió a causa de las lesiones provocadas por el estallido de un sobre bomba dejado en la redacción del semanario Cambio, medio de comunicación donde ella se desempeñaba como jefa de informaciones.

Según investigaciones posteriores, este atentado fue perpetrado por miembros del Ejército que realizaban ataques, secuestros y ejecuciones extrajudiciales a principios de los años noventa. Sus víctimas fueron militantes de partidos de izquierda, defensores de derechos humanos y opositores al régimen autoritario de Alberto Fujimori.

El homenaje en memoria de Melissa Alfaro se llevó a cabo el jueves 13 de octubre en la sede de la Asociación Nacional de Periodistas (ANP), en el centro de Lima.  Participaron Francisco Soberón, presidente de la Asociación Pro Derechos Humanos (Aprodeh); Roberto Mejía Alarcón, presidente de la ANP; Gloria Cano, directora ejecutiva de Aprodeh; Edmundo Cruz, periodista de investigación; y Norma Méndez, madre de Melissa Alfaro.

Edmundo Cruz, periodista de reconocida trayectoria y ex profesor de periodismo de la PUCP,  aseguró que este caso no se ha esclarecido hasta ahora porque instituciones con poder, como los altos mandos de las Fuerzas Armadas, han protegido a los autores en una innegable y sostenida búsqueda de impunidad para los asesinos de Melissa Alfaro.

edmundo-melissa

El periodista Edmundo Cruz participó en el homenaje a Melissa Alfaro. Foto: Jimena Rodríguez.

Gloria Cano, directora de Aprodeh, explicó que el caso ha pasado a la Sala Penal Nacional, una sala que, advirtió, ya ha emitido sentencias benévolas con los asesinos, como en el caso del secuestro y asesinato de ocho estudiantes y un profesor de La Cantuta.

El acto de homenaje a Melissa Alfaro culminó con las palabras de Norma Méndez, su madre. Ella expresó su agradecimiento a la Universidad Jaime Bausate y Meza,  a los abogados de Aprodeh y a la Red de Fotografía  Jauría.  También recordó el apoyo de  gremios, instituciones y políticos. Uno de ellos, resaltó, fue Gustavo Mohme Llona, fundador y director del diario La República, medio que denunció el asesinato de su hija y exigió justicia al gobierno de Alberto Fujimori.

Al momento de su muerte, Melissa Alfaro tenía 23 años y era una aplicada estudiante de periodismo.