La marihuana es una droga prohibida en nuestro país, pero ya se han comprobado científicamente sus propiedades medicinales. “Gracias al cannabis sentí que mi hijo volvió a nacer”, asegura Ana Álvarez. Así como el hijo de Ana, muchas personas consumen marihuana para aliviar el dolor de enfermades crónicas o terminales. Ellos piden que el Estado regule de una vez su uso terapéutico. Sin embargo, el camino de la legalización aún es incierto. ¿Debe legalizarse la marihuana para dar  calidad de vida a quién está minado por la enfermedad? Conozca en este reportaje las posturas a favor y en contra sobre esta polémica propuesta.

Sobre El Autor

Jimena Rodríguez

Artículos Relacionados