Los videos publicados el martes le dieron, prácticamente, el bastón de mando al aún vicepresidente. La luz verde de Fuerza Popular había aparecido ante él semanas antes. Sin embargo, la situación fue distinta durante los últimos dos años, cuando las críticas más duras a su gestión provenían de dicho partido. Aquí una línea de tiempo que muestra cómo Fuerza Popular calificaba a Vizcarra hasta hace unos meses. ¿Cuánto durará el apoyo que ahora le ofrecen?

Por Almendra Sanchez y Jamilie Cubas

“Así es la política. Una cosa es la campaña electoral y otra cosa es cuando esta termina. En política no hay enemigos eternos. En algunos casos, el enemigo de mi enemigo es mi amigo”, sostuvo Fernando Tuesta, doctor en Ciencias Sociales, al ser consultado sobre la relación entre Martín Vizcarra y Fuerza Popular.

Ayer, en su último mensaje al país como presidente, Pedro Pablo Kuczynski acusó a dicho partido de haber obstaculizado su gobierno desde el día uno, generando “un clima de ingobernabilidad”.  

Ante su dimisión, lo que dicta la Constitución es que lo suceda el primer vicepresidente de la República. Por ello, la llegada de Martín Vizcarra al Perú es inminente, aunque aún no está clara la hora de su arribo. Gilbert Violeta, vocero de la bancada de Peruanos Por el Kambio, afirmó que llegaría hoy a las 8 p.m., mientras que el presidente del Congreso Luis Galarreta señaló que muy posiblemente sería durante la madrugada de mañana.

Para Iván Lanegra, politólogo y profesor de la PUCP, la reserva guardada por Vizcarra durante los días previos a la renuncia, respondería a una búsqueda de acuerdos mínimos que le permitan gobernar. “Tener ahora un escenario más abierto de relaciones públicas le da un mejor margen de acción”, precisó.

Lo cierto es que anoche el ex gobernador de Moquegua rompió el silencio. “Estoy indignado por la situación actual, como la mayoría de los peruanos”, afirmó y reiteró su respeto por el orden constitucional.

¿Qué respaldo tendría el futuro Presidente entre los congresistas?

Lanegra remarcó que el grupo que llevó a Kuczynski al poder es uno muy diverso. “Lo único que lo articulaba era el gobierno, por lo tanto, ante un nuevo presidente habrá un realineamiento. No tengo duda que algunos estarán con él, pero ninguno de esos congresistas son (sic) de Vizcarra”.