En el Perú 124 mujeres fueron asesinadas por motivos de odio, desprecio, placer o sentido de posesión en 2016, según cifras del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MMPV). Los feminicidios no han cesado en lo que va de este año. La periodista Teresina Muñoz-Nájar investigó la violencia contra la mujer en el país y escogió cuatro historias, una muy cercana a ella, para dar cuenta de la magnitud de este fenómeno en su libro ‘Morir de amor’.

Simona, Lisbeth, Tiffany y Karol murieron entre 2010 y 2015. Los victimarios fueron sus propias parejas. Ellos decían amarlas, respetarlas y protegerlas, pero en los actos demostraron odio y desprecio por sus ‘seres queridos’. Estas cuatro historias son contadas en ‘Morir de Amor’, un reportaje  sobre el feminicidio convertido en libro, escrito por la periodista Teresina Muñoz-Nájar.

Simona tenía 45 años cuando Luis Sucasaire decidió quitarle la vida. El asesino, de 25 años, había sido su pareja. Provisto de un cuchillo y un martillo, una tarde de febrero de 2014 acudió a la última cita con ella. Las otras tres mujeres eran mucho más jóvenes. No llegaban a los 26. Sus victimarios tampoco. Simona y Lisbeth murieron por heridas profundas de arma blanca. En cuanto a Karol y Tifanny,  ambas fueron asfixiadas y luego quemadas por sus convivientes. La primera tenía ocho meses de embarazo y la segunda apenas 16.

Los familiares de las víctimas buscaron justicia y la han alcanzado en parte. Tres de los feminicidas están en la cárcel. Pero Joseph, el asesino de Lisbeth, aún está prófugo. Una señal de esperanza surgió el año pasado en el caso de Lisbeth: su victimario figura en la ‘lista de los más buscados’ del Programa de Recompensas del Ministerio del Interior. Esta noticia reconfortó a la madre de la víctima. Ella seguirá luchando para que se capture al asesino de su hija.

Teresina Muñoz-Nájar conocía a Simona, y le tenía un cariño especial; trabajaba para su hermana. Enterarse de su asesinato fue el detonante para escribir este libro sobre feminicidios en el Perú. Tras documentar este crimen, buscó otras tres historias para contar. “Cuatro casos fueron los que se me presentaron y los desarrollé con profundidad. Son historias diversas: hay una menor de edad, hay una chica embarazada. Tienen situaciones diferentes. Por eso las escogí”, explica Muñoz-Nájar.

Un reto que afrontó la periodista fue el dolor de las madres de las víctimas. “Es muy duro. Con el caso de Simona he estado muy identificada. He sufrido mucho. He llorado mucho. Cada vez que converso con mi hermana sobre el tema seguimos llorando, y seguiremos llorando por Simona el resto de nuestras vidas”, confiesa. Teresina también recuerda sus encuentros con las madres de Lisbeth y de Karol: “Fue muy triste, pero había que escucharlas y entenderlas. Hay una sensación de impotencia debido a que no sabemos qué hacer para que el abuso contra la mujer termine”.

Teresina Muñoz-Nájar, periodista y autora del libro ‘Morir de Amor’. FOTO: Ellos y Ellas.

La información que contiene este reportaje en profundidad no se hubiese obtenido sin la ayuda de los familiares de las víctimas. La periodista cuenta que ellos colaboraron, y que son las madres de las víctimas quienes desean que el libro se difunda para que a otras mujeres no les pase lo mismo.

El libro busca visibilizar estos crímenes para que la población tome conciencia de la gravedad de este problema. También quiere contribuir a que los medios informen con ética y responsabilidad sobre estos casos. “Desde el periodismo podemos tratar estos temas con rigor y sin sensacionalismo. Es cierto que hay una evolución positiva en el trato de este tipo de noticias, pero si haces una investigación de cómo los medios han cubierto los temas de violencia te puedes encontrar con una publicación de 2010 en el diario El Chino titulada así: “Chibola manca achicharrada”. Esto tiene que cambiar y los medios tienen que cubrir los temas sin truculencia, sin escándalo y con humanidad, pensando también en las familias, en los hijos, en los padres y en las madres de las víctimas”, manifiesta.

Durante su investigación la autora pudo comprobar hechos lamentables que menciona en el libro: “Si bien no todas las autoridades (jueces, fiscales, policías, médicos legistas y demás operadores de justicia) actúan de mala fe, la impunidad nos rebasa. Al Estado no le interesa el presente ni el futuro de los hijos de las victimas de femincidio. No se le presta la debida atención a un tema prioritario como el de la salud mental. Nada cambiará si no educamos a nuestros niños y les enseñamos, desde pequeños, que a las niñas no se les maltrata. Necesitamos una educación basada en la igualdad”.

Según el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MMPV), cada mes un promedio de 10 mujeres son asesinadas por razones de género. La mayoría de estos asesinatos ocurre en zonas urbanas. En cuanto a la edad, el 56,2% de las víctimas tiene entren 18 y 34 años. En el caso de los victimarios, el 76,4% tiene entre 18 y 44.

La periodista Teresina Muñoz-Nájar estudió Comunicación Social en la Universidad Católica Santa María de Arequipa (UCSM). Realizó estudios de maestría en periodismo en la Universidad de San Martín de Porres en Lima. Ha trabajado 18 años en la revista Caretas. También ha escrito un libro sobre gastronomía llamado ‘Quinua Perú’ y ha sido la editora responsable de: ‘75 Opiniones sobre el aborto: un tema para hablar, una agenda para discutir’.

Sobre El Autor

Sebastián Velásquez

Interesado en la política peruana y en temas internacionales. Mariachi en proceso y amante del wrestling. Twitter: @SebastianVD10

Artículos Relacionados