ESPACIO PÚBLICO EN DISPUTA. El alcalde de Lince, Martín Príncipe, cuestionado por restringir uso de parques, tiene un ferviente defensor acusado de agredir a vecinos críticos a cambio de prebendas de la autoridad.

Por Leslie Rosas Mejía y Diego Pereira 

Una cruzada por el espacio público se desarrolla en un barrio de Lima. A minutos del centro, un sitio en disputa es el Parque Castilla, uno de más grandes de la capital, ubicado en el distrito de Lince. Más de 1,500 vecinos han firmado una demanda contra la ordenanza 376, del alcalde Martín Príncipe, en el poder desde hace once años. La norma restringe la recreación y aglomeración de personas en el lugar, sin embargo, el municipio alquila espacios del parque a empresas privadas. Ahora los vecinos  juntan firmas para solicitar al Tribunal Constitucional que anule la disposición edil que les impide acceder a un espacio que les pertenece.

Videos y fotos de agentes municipales expulsando a menores y adultos que hacían actividades recreativas en el parque circulan en internet desde que se dio esta norma el año pasado. En otros parques del distrito funcionarios de la comuna local han provocado actos de discriminación similares. Los cuestionamientos al alcalde Martín Príncipe se extienden entre los habitantes de Lince que se sienten, con toda razón, víctimas de un despojo.

A favor del alcalde, ha destacado un linceño de llamativa corpulencia a quien los vecinos acusan de reiteradas agresiones. Se llama Félix Alcántara, es conocido como Koki, tiene 43 años y mide 1.72 de estatura.

En agosto del año pasado, su rostro se ‘viralizó’ en redes sociales por un video en el cual una vecina, Kelly Alfaro,  asegura que Alcántara lo amenazó.

“Estuvimos en el Parque Castilla protestando contra la reciente ordenanza. Iba a estar [la televisión] y entonces el alcalde había llevado a su gente y este pata [Alcántara] era de su gente. Gritaban ‘Príncipe es mi Rey’. A mí me dijo: ‘Yo sé quién eres, dónde vives y con quiénes vives, así que ten cuidado’”, cuenta Alfaro, de 32 años y 1.60 de estatura.

 

Otro activista que estuvo allí ratifica la versión de Alfaro. “Éramos cinco personas que nos quejábamos y viene Koki con su grupo y amedrentó a Kelly Alfaro”, dice Luis Pérez Pinto.

En la grabación de Canal N Alcántara acusa a Alfaro de haber sido contratada para protestar y exige a los activistas bajar sus carteles. Aunque estos habían llamado a la prensa, el reportero Carlos Ávalos cuenta que encontró otro grupo mayor a favor del alcalde.

Alcántara niega haber lanzado amenazas. “Vi a personas reclamando, entonces me acerqué y le dije a Pérez Pinto, quien también protestaba: ‘Dime que no estás en un partido político y yo te ayudo, yo te sigo. Tú no estás trabajando por el distrito, estás engañando’. Y en ese instante la señorita Alfaro me comienza a grabar, sin que yo le haya dicho algo a ella”, alega.

Quienes reconocieron a Alcántara en Facebook no dieron buenas referencias de él. “Es uno de los ‘matones’ que apoya al alcalde. Se hace llamar Koki y es muy allegado al alcalde (…)”, anotó Manu Ato. “Este mismo comportamiento lo tuvo cuando defendimos el Parque de los Bomberos, la actitud matonesca siempre es característica”, comentó Tania Rivera. “Es conocido por lanzar amenazas a nombre de la autoridad. (…) El alcalde debería aclarar esto. Porque lo mismo pasó con el Parque de los Bomberos”, agregó Shirley Narcizo.

El Parque de los Bomberos fue otro motivo de conflicto entre vecinos y el alcalde en el 2011. Príncipe decidió reemplazar un gran monumento al bombero por una pileta con una figura bomberil que pasaba desapercibida. El día de la demolición los opositores hicieron un plantón pero fueron desalojados por la policía y por personas allegadas a la autoridad municipal.

Uno de ellos era Alcántara. Según algunos vecinos, hostilizaba a los defensores del parque. Narcizo asegura que les dijo: “Viejas locas, ¿por qué no van a cocinar?”. Los amenazó y llevó a matones para demoler el monumento. Alcántara sostiene: “Solo estaba parado en una esquina observando”. No recuerda haberse enfrentado a nadie.

Dos años después, en 2013, Alcántara fue denunciado por Rubén Rojas, vecino del distrito, en la comisaría del distrito. Rojas asegura que Alcántara, pistola en mano, lo amenazó de muerte y le dio cuatro puñetazos en el rostro. Rojas asegura que Alcántara lo atacó porque investigaba irregularidades de la gestión de Príncipe. La denuncia, sin embargo, fue archivada. Supuestos testigos de la agresión no llegaron a dar su versión.

Ruben Rojas denuncia a Félix Alcántara Montes por agresión.

El amigo del alcalde

Príncipe, de 47 años, gobierna Lince desde 2006. Es de Solidaridad Nacional, el partido del alcalde de la capital del país, Luis Castañeda Lossio. El municipio capitalino no se ha pronunciado sobre este conflicto  por el uso público de uno de los mayores pulmones de Lima.

Alcántara vive en la cuadra 15 de la avenida José Gálvez, en Lince, donde tiene una imprenta. Ha sido delegado de la junta vecinal de su zona del 2011 al 2015 y dice que ya no participa porque “meterse en política es fregado”. Cuenta que lo han tentado varios partidos, pero que está más cómodo intercediendo por la gente ante el alcalde.

Considera a Príncipe un amigo cercano. Comenta que logra transmitirle correctamente lo que sus vecinos le encargan. Alcántara rechaza haber agredido a los opositores al alcalde y afirma que hay una campaña en su contra, que intenta mostrarlo como persona peligrosa.

IZQUIERDA: El alcalde Martín Príncipe y Alcántara. FOTO: Facebook de Martín Príncipe. DERECHA: Nancy Montes, madre de Alcántara, con Martín Príncipe. FOTO: Facebook de Montes.

En su juventud, Alcántara estuvo muy relacionado con Erick Zevallos Quedena, hoy jefe del Equipo Funcional de Recreación y Deportes en la Subgerencia de Desarrollo Humano del municipio. Luego del triunfo de Príncipe, Zevallos ingresó a trabajar en la comunca y Alcántara consiguió contratos.

De 2008 a 2015 Alcántara recibió del municipio de Lince 156,840 soles, según registra la base de datos Transparencia Económica, del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF). Es el único municipio que le ha girado dinero a su nombre. Príncipe es alcalde del distrito desde el 2006.

Dante Torres Simbron, padrastro de Alcántara, es el propietario de la empresa Servicios Gráficos JMD, la cual facturó 188,467 soles entre 2008 y 2015 por trabajos al municipio, según el Sistema Electrónico de Contrataciones del Estado (Seace), aunque la comunca solo le ha girado 73,513 soles, de acuerdo a lo que aparece consignado en Transparencia Económica del MEF.

La empresa de sus hermanos, Industria Gráfica Torres Hermanos, también ha recibido del municipio de Lince 45 mil 186 soles entre 2010 y 2013, según muestra Transparencia Económica.

“Todos en la familia nos dedicamos,a la imprenta”, dice Alcántara, cuando se le pide una explicación. Admite los contratos con el municipio de Lince, pero asegura que no le resultaron rentables. “Lo mío es la publicidad, es el negocio, la imprenta. La política no”, trata de desmarcarse.

Buscamos a Príncipe y sus funcionarios para confrontarlos con  las denuncia de los vecinos, pero la gerencia de comunicación del municipio indicó que no se pronunciarán sobre los hechos en cuestión. Como todo ciudadano, Alcántara es libre de apoyar políticamente a quien quiera. Cuando hay pagos de cientos de miles de soles, sin embargo, las sospechas no tardan en rondar. Como en cualquier entidad pública, del municipio de Lince se espera mayor transparencia.

 

 

Sobre El Autor

Somos Periodismo

Artículos Relacionados