Jocelyn Herrera, estudiante de décimo ciclo de nuestra especialidad, es una de las diez ganadoras del Segundo Premio de Crónica de la Fundación Tomás Eloy Martínez (TEM) para estudiantes de periodismo.

“El lugar donde nací ya no existirá”, la crónica de Jocelyn, destacó entre los 200 trabajos presentados por universitarios de Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, México, Perú y Uruguay.

morococha-web

Morococha es un pueblo de Junín ubicado a más de 4750 m.s.n.m. Foto: La República

Jocelyn cuenta la historia de Morococha, un pueblo situado a 4750 metros de altura, en la región Junín. Este asentamiento humano nació hace más de un siglo y se creció alrededor de un campamento minero. Años atrás, un hallazgo cambió la vida de sus habitantes. Bajo sus viviendas permanecía escondido un yacimiento de cobre. Pronto empezará a operar allí una mina a tajo abierto. La contaminación ambiental alcanzará niveles altísimos e irrespirables. Algunos han aceptado la realidad y se han mudado a Nuevo Morococha, un pueblo cercano. La crónica recoge las voces de quienes aún se aferran a su tierra, pero también los recuerdos de aquellos que ya la dejaron. Una primera versión de este texto fue presentado por la alumna en el semestre 2015- 1 como uno de los seis ejercicios de reportería y redacción del curso Periodismo Interpretativo y de Opinión.

El jurado del concurso estuvo conformado por Ezequiel Martínez, presidente de la Fundación TEM; Horacio Convertini, editor de Viva, revista dominical del diario Clarín, y la cronista argentina Josefina Licitra.

Los diez ganadores participarán en una clínica de edición a cargo de Josefina Licitra. Esta se realizará entre el 7 y el 10 de noviembre.

Luego los trabajos editados serán publicados en un solo volumen por Marea Editorial. La mejor crónica de las diez ganadoras aparecerá en las páginas de la revista Viva.

El premio fue lanzado en 2015 y en un principio estuvo dirigido solo a estudiantes de periodismo de Argentina. En esta nueva edición la convocatoria incluyó también a universitarios de otros países de habla hispana.

El objetivo de la Fundación TEM es premiar a cronistas jóvenes que demuestren creatividad, pasión y compromiso al contar historias reales.

El premio “apuesta por las nuevas voces, esas en las que siempre estuvo interesado Tomás Eloy Martínez, quien además de gran periodista y escritor, fue docente y maestro de jóvenes que en muchos casos, luego se transformaron en cronistas de prestigio”, se lee en la web de la fundación.