Adolfo es un chileno enamorado de la cultura peruana. Impulsado por su simpatía a nuestra selección, a fines de 2017 decidió crear un canal de YouTube llamado “Chileno PuntoPe” en el que comenta y analiza el desempeño del fútbol peruano. Actualmente se encuentra en Chile junto a su familia pasando la cuarentena por la pandemia del COVID-19, la cual no ha interrumpido la producción de videos de su canal que cuenta con 40 mil suscriptores y la aceptación de un público cautivo que le ha generado plantearse nuevas metas. Una de ellas, ser entrenador de fútbol.

Por Diego Gallegos

Era marzo de 2017. La selección peruana enfrentaba a Uruguay en el Estadio Nacional que lucía colmado de gente. Era la última chance de Perú de tentar una clasificación al mundial de Rusia, debíamos ganar sí o sí, de lo contrario, quedaríamos eliminados una vez más de una cita mundialista. Las cosas iniciaron de la peor manera: un gol tempranero de Carlos Sánchez adelantó en el marcador a la selección uruguaya.

Sin embargo, aquel gol recibido lejos de desanimar al equipo de Gareca, les generó una reacción casi instantánea que les permitió desplegar su mejor fútbol y realizar su mejor partido en las eliminatorias. Paolo Guerrero empató el encuentro a la mitad del primer tiempo y en la segunda parte el ‘Orejas’ Flores convirtió el tanto que a la postre le daría el triunfo a la bicolor. Aquel día nuestra selección enamoró a todos por su gran fútbol; aquel día Adolfo Hidalgo, quien ese entonces tenía seis meses viviendo en Lima, se hizo oficialmente hincha de la selección peruana.

“Ese partido me hizo acordar al estilo de la selección de Chile cuando era dirigido por Bielsa por el juego rápido de ataque y también por la mentalidad competitiva del jugador, se notaba que la selección peruana ya no le tenía miedo a equipos grandes. Gareca ha tenido mucho mérito en ello”, señala Adolfo con entusiasmo.

Luego de ocho meses de aquel encuentro de fútbol y de haberse acostumbrado al ritmo de vida en Perú, Adolfo decidió crear su canal de YouTube influenciado por su novia chilena. En principio se preocupó en definir qué contenido quería realizar. “Primero quería hacer videos sobre música, pero dije de esos hay hartos. Luego pensé en la idea de un contenido que hablara sobre fútbol peruano porque no existía ningún canal de ese tipo, así que dije ya, esto es lo que voy a hacer”, señala. Después se enfocó en buscar un nombre original para el canal, un nombre que llamara la atención de la gente, así que luego de tantas idas y vueltas se quedó con el nombre de “Chileno PuntoPe”, título que combinaba perfectamente a los países del Pacífico.

Su primer video lo recuerda con mucha modestia. Un nervioso Adolfo se para frente a la cámara de su celular Google Nexus 6P y comienza a analizar el grupo que mejor le conviene tener a Perú en el mundial de Rusia. “Mucha gente tenía confusiones sobre los bombos del sorteo del mundial así que decidí hacer un video explicando ese tema y mi opinión sobre qué rivales serían los más adecuados para Perú”. Las 400 vistas que obtuvo ese video en tres días animó a Adolfo a continuar enfocándose en ese tipo de contenido.

Adolfo haciendo un análisis táctico de un partido amistoso entre Perú y Brasil. FOTO: Archivo personal.

Hoy se encuentra con su familia en Chile pasando la cuarentena por la pandemia del COVID-19. Tuvo suerte ya que llegó a Santiago justo un día antes que el presidente Martín Vizcarra decidiera cerrar las fronteras a mediados de marzo. “Creí que estaría en Chile solo dos semanas hasta que acabe el aislamiento social, pero mira, casi sin querer ya llevo tres meses aquí”, comenta. Eso sí, ni bien se vuelvan a reabrir las fronteras piensa regresar a Lima.

La suspensión temporal de la actividad futbolística no ha sido impedimento para continuar haciendo videos en su canal ‘Chileno PuntoPe’. Por el contrario, Adolfo ha decidido sacar provecho de su estancia en Chile y ha realizado entrevistas a figuras del periodismo deportivo de su país como Francisco Sagredo, quien trabaja en Fox Sport. Además, tiene en mente hacer algunas notas a futbolistas que militan en clubes de Santiago.

El destino fue el que se encargó de traerlo a nuestra tierra. A Daniela, su novia, le ofrecieron una propuesta laboral en Lima que era muy difícil de rechazar, así que finalmente ambos decidieron viajar a nuestra capital, aunque primero Adolfo decidió renunciar a su trabajo en Chile.

En Lima, él trabajó como facilitador de negocios durante unos meses. Luego ingresó a un proyecto de una empresa bancaria, pero debido a la complicada situación política y económica que atravesaba nuestro país en ese entonces producto de la cuestionada gestión del ex presidente Kuczynski, aquel proyecto no se pudo concretar, por lo que se quedó sin trabajo. Fue en este contexto en el que decidió crear su canal de YouTube, algo que siempre quiso, pero no lo podía hacer por falta de tiempo.

Él se considera un futbolista frustrado. Cuando tenía 17 años perteneció a las divisiones inferiores del club Universidad de Chile, su posición era de arquero, a veces destacaba, otras no mucho. Sin embargo sus aspiraciones de llegar a ser futbolista profesional expiraron cuando un día su entrenador se le acercó y de manera privada le dijo que tenía buenas condiciones, pero que no había más espacio para él en el equipo. “Esa fue una forma elegante de botarme del club, así que decidí ya no dedicarme a practicar fútbol, lo dejé ahí y empecé a estudiar una carrera profesional”, comenta.

Tras varios cambios de carrera y de universidad, finalmente decidió estudiar y se graduó como ingeniero comercial porque le gustaban los negocios, el emprendimiento y la innovación. “De alguna u otra forma estudié esta carrera porque tenía pensado hacer negocios con el fútbol, siempre lo quise así”. En la universidad continuó jugando fútbol, era titular en cada campeonato que realizaban, aunque su posición ya no era la de arquero, si no la de un volante de contención, alguien más dedicado a defender que atacar y de vez en cuando también rendía como lateral izquierdo.

Hincha confeso del equipo Universidad Católica de su país, de joven Adolfo solía acudir solo al estadio para acompañar al equipo de sus amores. A pesar de que sus padres le advertían que podía ser peligroso, a él no le importaba, al fin y al cabo dentro del estadio iba a estar acompañado de 15 mil personas más e iba a perderse entre las barras bravas que alentaban incasablemente a su equipo. Ahora siempre asiste con su novia Daniela, a ella le encanta el fútbol, lo vive con la misma intensidad que él.

Como cualquier hincha, Adolfo ha vivido buenas y malas experiencias dentro de un estadio. Uno de los grandes recuerdos que guarda fue el título del Torneo Clausura que la Universidad Católica obtuvo en 2016. “Fue todo un ritual, dimos vuelta en el marcador en el último minuto a un rival muy difícil y con ese triunfo nos coronamos como campeones del torneo”. Era la primera vez que veía en persona a su equipo levantar un trofeo y lo hizo acompañado de su novia, su gran compañera y cómplice de aventuras.

Adolfo en el estadio Santiago Bernabéu junto a Daniela, su compañera de viajes. FOTO: Archivo personal.

El fútbol allá se vive con la misma intensidad que en Perú, las barras bravas suelen generar muchos disturbios en las afueras del estadio, los malos manejos dirigenciales de los clubes están a la orden del día, aunque en el fútbol peruano probablemente la situación es aún más crítica. En ambos países el nivel de la liga de primera división ha sufrido un decrecimiento que se ve reflejado sobre todo en las paupérrimas participaciones de los equipos en la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana.

Así como existen este tipo de similitudes en el plano deportivo, Adolfo también ha podido notar ciertas diferencias a nivel social entre los países del Pacífico. “En Perú la gente es más amable, más agradecida. En cada ciudad que he visitado siempre me han tratado super bien. En Chile, en cambio, la gente es muy violenta, a veces muy confrontacional, no tiene mucha paciencia”. Tampoco puede evitar elogiar la comida peruana: se considera un amante apasionado del ceviche y del pisco.

Sin embargo, para él también fue difícil habituarse a ciertas malas costumbres que se practican en Lima. No soporta el sonido incesante del claxon de los vehículos, pues en Santiago casi no existe la contaminación sonora, allá se aplican fuertes multas para todo aquel que lo haga. El cumplimiento de las normas es más estricto en Chile, la informalidad en Perú es mucho mayor, así como los actos de corrupción que se dan en todas partes del país. Le sorprendió de sobre manera la famosa ‘criollada’ peruana, aquel que se cree vivo y trata de aprovecharse del otro. De hecho él mismo fue una de las víctimas. Esas cosas no suceden en Chile.

Aún así, su cariño por nuestro país crece cada día más. Agradece todo el apoyo y comentarios positivos que el público peruano realiza en cada video que graba para su canal de YouTube. Da las gracias al Perú porque le haya dado trabajo y la oportunidad de hacer grandes amigos. “Chileno PuntoPe” es un proyecto que le ha servido para afianzar y aumentar su afición por el fútbol, tanto es así que hace nueve meses decidió empezar a estudiar para ser entrenador de fútbol en la FUTEC, escuela de la Federación Peruana de Fútbol.

Por ahora ostenta el cargo de licencia C, es decir que está habilitado para dirigir a equipos infantiles. Su meta es llegar a obtener la licencia Pro, que es el máximo rango y con el cual podría dirigir a cualquier equipo del mundo. Sus metas y aspiraciones no tienen límites, primero sueña con dirigir a algún equipo de la capital, especialmente el Deportivo Municipal, club al que le tiene mucho respeto por tratarse de una institución de larga tradición. Otra alternativa que se propone es la de entrenar a un equipo amateur, llevarlos a la primera división y con ellos ser campeones nacionales y, por qué no, llegar lejos en un torneo internacional. Quiere demostrarles a todos que puede ser capaz de conseguirlo. “Si no me la creo, entonces para qué voy”, señala.

Esto no quiere decir que vaya a dejar de lado su canal “Chileno PuntoPe”. Al contrario, ha renovado su contenido y hoy en día realiza videos en colaboración con otros ‘youtubers’ para comentar acerca de toda la coyuntura del fútbol peruano. Asimismo, viene realizando entrevistas a diferentes personajes vinculados al mundo del fútbol, entre los que destacan Roberto ‘El Chorri’ Palacios y Julio César Uribe. “Espero consolidar mi canal de YouTube, que más gente me vea y pronto llegar a algún medio de comunicación como la televisión, nada es imposible”.