Ernesto Cabral, reportero de Ojo Público, ofrece consejos puntuales para analizar bases de datos y hallar temas, tendencias e informaciones que nutran la investigación periodística.

Ernesto Cabral Mejía volvió a las aulas de la PUCP, la institución de donde egresó como periodista hace dos años. Pero esta vez, Ernesto estuvo en su alma máter para dictar un taller a los estudiantes de Periodismo PUCP sobre Excel y Open Refine, dos herramientas utilizadas para ordenar y filtrar información de relevancia pública.

Es precisamente eso lo que hicieron los estudiantes en el ejercicio final del taller. Agrupados en pares, realizaron un breve análisis de distintas bases de datos proporcionadas por el Estado. A partir de ello, cada grupo cumplió una tarea: encontrar datos que se puedan convertir en una noticia, con su propio titular, volada y bajada. «Es impresionante la cantidad de data que puedes manejar con solo una aplicación», dijo Alexa Pinedo, estudiante de séptimo ciclo,  refiriéndose a Open Refine. Ella y otros alumnos que asistieron al taller manifestaron su intención de usar los programas para sus futuros reportajes.

Ernesto se ha desempeñado como integrante del equipo que reveló el caso de los Panama Papers, investigación ganadora de un Premio Pulitzer en 2017. Además, fue uno de los reporteros de dos investigaciones seleccionadas entre las mejores coberturas periodísticas en la región por la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano Gabriel García Márquez (FNPI).

De las dos sesiones que Ernesto dictó en la PUCP (el 27 de abril y el 04 de mayo), compartimos aquí 7 claves para quien quiera introducirse en el periodismo de datos.

  1. Encontrar patrones en la información analizada

Al momento de analizar las bases de información, es crucial fijarnos qué datos se repiten y cuales están ausentes. Este procedimiento inicial permitirá identificar las problemáticas y temas donde haya una potencial noticia. «Es súper trillado hablar a veces de ‘mira al bosque y no al árbol’, pero es así como funciona el periodismo de datos», afirma el reportero. Por ello, antes de analizar casos muy específicos es conveniente entender el conjunto de factores que está detrás. «Puedes tener tres casos de contratos irregulares, y denunciar cada uno de ellos», explica a modo de ejemplo, y añade que si bien eso resultaría en una investigación oficial, estaríamos perdiendo una oportunidad para desenmascarar el sistema de corrupción detrás.

  1. Entrevistar a las fuentes que elaboran data

Para corroborar la información, es necesario ponerse en contacto con los estadísticos que elaboraron las bases de datos consultadas. «Si no ves rostros, tu investigación no está completa. Puedes pasarte seis meses investigando y analizando una base de datos, pero de ahí tienes que sí o sí ir a entrevistar a la gente que la hizo», precisa el periodista.

  1. Vestir los datos con historias y contexto

Según el reportero de Ojo Público, cuando se trata de bases de datos que se refieran a temas humanos, lo importante es buscar casos representativos. Por ejemplo, si tuviésemos bases que se refieran a la salud mental o la violencia infantil, podríamos encontrar alguna víctima cuya situación muestre el problema identificado. En aquellos casos que sean de corrupción, hay que buscar a los expertos en el tema y a las entidades correspondientes. Eso nos permite conocer el contexto social de la investigación que estamos haciendo.

 

Ernesto junto a los estudiantes de Periodismo PUCP.

  1. Estar atento para saber por dónde llega la noticia

No existe una fórmula para saber qué hacer primero. Si salir a reportear o revisar las bases de datos. Por ello, hay que conocer a fondo el tipo de investigación que estamos haciendo. El periodista de Ojo Público recalca que todo va a depender del caso que vayamos a cubrir. “A veces vas a obtener la base de datos al principio, y eso te va a impulsar a explorar más a fondo una investigación periodística. Pero otras veces estás reporteando y te das cuentas en ese transcurso que existe gente que ya ha agrupado información sobre el tema, y es en ese momento que te encuentras con la data”, dice.

  1. Presentar la información de manera interactiva

Una vez que hayamos ordenado y filtrado la base de datos, e identificado los puntos relevantes, debemos pensar en cómo vamos a presentarlos. Por ejemplo, si es que vamos a realizar gráficos o infografías: “Con una infografía se entienden mejor las cosas que con una simple tabla estadística”, explica Ernesto. Además, cuando editemos la información es importante sintetizarla, para que cumpla su objetivo de generar impacto de la manera más rápida posible.

  1. No dejarle toda la tarea a la computadora

“Uno como periodista no puede pensar que las computadoras por si solas van a reemplazar todo su trabajo”, señala Ernesto. Para él, aunque una gran parte del tiempo consiste en estar frente a una pantalla analizando una base de datos, etapa que puede resultar aburrida y tediosa, no debemos olvidar que la real tarea del periodista es “salir a la calle” para reportear. Por ello, Cabral agrega que “sí o sí tenemos que entrevistar, sino estamos haciendo cualquier otra cosa que no es periodismo”.

  1. Exigir la profundización en herramientas para periodismo de datos

Ernesto reconoce que no en todas las aulas se brinda la información que él ha compartido con los estudiantes, por muy valiosa que esta sea. Por esa razón, recomienda que cuando una institución no ofrezca la formación que se requiere para un desempeño eficiente en el periodismo que maneja datos, se debe solicitar que se incluya en los cursos que ya existen, o que se implementen talleres. “El periodismo debe estar actualizado. Desde los alumnos tenemos que empujar y exigir que lo que nos enseñen esté dentro de lo que se usa en el mercado ahora mismo”, sentencia el reportero.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.