¿Sabías que con solo conectarte a internet todos tus movimientos son monitoreados? Más de una aplicación o dispositivo que usas a diario tiene acceso a tu vida privada.

1. NECESARIO PERO PELIGROSO

Ilustración: Romina Otiniano.

El router es el centro de comunicación de todos los dispositivos, que permite el acceso a internet de forma inalámbrica. Hace algunos años, el router no era visto como un invento peligroso pero la tecnología ha avanzado a pasos tan agigantados que ahora se puede espiar desde él. Al igual que todos los dispositivos, maneja un usuario y contraseña fácilmente identificable ubicada en la parte baja de la caja. Esta contraseña viene por defecto de fábrica y pocas son las personas que la modifican, pero incluso cambiando la clave se puede descifrar. Jesús Veliz, editor en tecnología del Grupo RPP explica que existen formas alfa numéricas, es decir, una combinación de números del 1 al 8 que se colocan en internet para detectar el router. “Para hackearlo solo se usa ingeniería social, muchas veces el número de casa es la clave. Si no lo es, se utiliza un cifrado de códigos y se colocan en internet llegando a acceder a todo el contenido de consumo”, agrega.

Cuando hay acceso al router, hay acceso a todo porque todo va conectado a él. “Incluso se puede cambiar el usuario poniendo el nombre de un lugar público y crear una red en la que todos quieran conectarse. Por eso vemos que hay redes wifi abiertas y uno se puede conectar gratuitamente. Pero es un peligro”, señala Veliz.

2. LA TELEVISIÓN TE ESTÁ MIRANDO

Ilustración: Romina Otiniano.

Aunque parezca uno de los dispositivos menos nocivos, el Smart TV puede ser fácilmente monitoreado por alguien más y sin dar señales de ello. Cada televisor tiene un sistema operativo con el que puede conectarse al wifi. Estos dispositivos pueden ser carnada de los ciberdelincuentes con tan solo la dirección del IP del router. “El IP no es peligroso, lo que es peligroso es la dirección fácilmente descifrable de este. Por ejemplo, los primeros dígitos muchas veces son del distrito al que pertenece”, explica el ingeniero electrónico Ángelo Velarde.

Para enfrentar esta amenaza, en 2018 se creó un antivirus para televisores que evitan la entrada de cualquier malware hacia el televisor. ESET Smart TV Security se descarga a través de Play Store y se instala en el dispositivo. Esta aplicación evita que se acceda desde otro usuario a cuentas vinculadas a la TV: Netflix, YouTube, Crackle, entre otros. Jesús Veliz advierte que para evitar malas experiencias es imprescindible tener un antivirus profesional, “El antivirus en el router es necesario porque sirve para protegerlo de todas las conexiones que están en él y evitar la infiltración de cualquier virus”.

3. MENSAJES INFECCIOSOS

Ilustración: Romina Otiniano.

“Cuando la información se digitaliza se pierde el control”, indica Jesús Veliz. Lo que pasa con WhatsApp es un fenómeno muy similar a otras aplicaciones pero aún más peligroso. Todos estamos familiarizados con los stickers, al punto que se han convertido indispensables al momento de responder mensajes. Pero detrás de cada uno de estos existe el riesgo de infectar el teléfono con un malware y entregar toda nuestra información.

“Cada sticker o gif tiene una metadata adjunta con un código cifrado que identifica al archivo como tal. Este, cuando se vincula con un comando de sistema operativo, da una secuencia de órdenes y esto hace que se vea una animación. En esa secuencia se puede volcar un código malicioso que permita al atacante instalar un by pass y tener el acceso a tu cámara, micrófono y archivos, de tal manera que pueden observarte y escucharte sin la necesidad de dar ninguna señal de espionaje”, explica Veliz.

4. TODOS SABEN DÓNDE ESTOY

Ilustración: Romina Otiniano.

Todas las aplicaciones tienen acceso a la ubicación del usuario, incluso cuando no es necesario para su funcionamiento. Se ha demostrado que tener activada la localización puede llegar a mapear la rutina y ubicación de los usuarios para los ciberdelicuentes. La localización en aplicaciones innecesarias puede llegar a causar ciberstalking, phishing, secuestros y suplantación de identidad.

El ingeniero electrónico Ángelo Velarde comenta que muchas veces esto escapa de las manos del usuario. “El sistema operativo del iPhone es menos peligroso porque las aplicaciones solo tienen acceso a la cámara, micrófono y localización  si el usuario lo permite. En el Android, uno tiene menos control. Se puede estar usando la localización sin que uno se dé cuenta, por eso se recomienda solo permitir el acceso a ella cuando realmente se necesite”.

5. ¿FACEBOOK VENDE TU INFORMACIÓN?

Ilustración: Romina Otiniano.

Facebook viene evolucionando del formato online web a apps de celular. Esto aumenta el riesgo de su uso. Nadim Álvarez, ingeniero de telecomunicaciones, explica que al tener la aplicación en tu celular es mucho más fácil que la plataforma obtenga tu data o información en tiempo real, es decir, Facebook puede tener acceso a tu cámara, micrófono, ubicación o audio solo con aceptar los términos y condiciones.

Facebook se sostiene como empresa con la data brindada de los usuarios. “Nosotros pagamos con nuestros datos”, agrega Jesús Veliz. Cada aplicación funciona con nuestra información, pero esta podría usarse sin nuestro consentimiento. Tal es el caso de las compañías privadas de análisis de datos. Cambridge Analytica había obtenido información de más de 50 millones de usuarios de Facebook para crear anuncios políticos durante las elecciones del 2016. Además, Veliz resalta que Facebook  “tiene una grabación periférica que registra lo que estás diciendo en todo momento, y el problema es que uno ha aceptado eso en las condiciones”.  Para evitar sentirse vigilado, una de las recomendaciones de Álvarez es ocultar la cámara con un tape.

About The Author

Estudiar periodismo me ha permitido conocer realidades distintas y presentar historias auténticas. Soy locutora del programa de radio Cuervos al Aire y tomo fotos para el grupo interdisciplinario Huaca Fest 2019 PUCP.

Related Posts